3 de diciembre de 2011

Miles de albaneses rindieron homenaje al fallecido heredero del trono de Albania, Leka Zogu


Miles de albaneses procedentes de todos los rincones de Balcanes acudieron a Tirana para participar de los funerales del pretendiente al trono albanés, el rey Leka Zogu, fallecido el pasado miércoles a los 72 años de edad.





Miles de albaneses procedentes de todos los rincones de Balcanes, aunque en su mayoría del norte de Albania, de Kosovo y de Macedonia, acudieron este sábado, 3 de diciembre, a Tirana, capital albanesa, para participar de los funerales del pretendiente al trono albanés, el rey Leka Zogu, fallecido el pasado miércoles a los 72 años de edad a causa de un infarto.

Las autoridades albanesas organizaron para Zogu un funeral de Estado y su féretro, cubierto con la bandera albanesa y varias coronas de flores, se instaló en la sede del Parlamento en Tirana. Al funeral asistieron el presidente de Albania, Bamir Topi; el primer ministro, Sali Berisha; la presidenta de Kosovo, Ahtifete Jahjaga, varios ministros, y diplomáticos acreditados en el país.

"Juro ... que seguiré el camino del rey Leka al servicio de la nación y la Patria", declaró ante su tumba el hijo del fallecido, el príncipe Leka Anwar Zog Reza Baudouin Msiziwe Zogu.



Tras el disparo de una salva de fusilería, Leka fue enterrado en el cementerio público de Tirana al lado de la tumba de su madre, la reina Geraldine Apponyi, y de su mujer, la australiana Susan Cullen-Ward, muertas en 2004. 

"Era una obligación venir aquí. Leka era el honor de nuestra nación. Su ideal era la creación de una Albania étnica", dijo Ferhat Ismailaj, albanés de Kosovo, vestido con el traje tradicional.

Leka Zogu era el hijo único de Ahmet Zogu, autoproclamado rey de los albaneses con el nombre Zog I en 1928 y cuya monarquía duró hasta el año 1939.

"Pese a que la monarquía albanesa es joven respecto a las occidentales, Zogu tiene grandes méritos en la consolidación del débil estado albanés durante su reinado", indicó a Efe Sergio Boschiero, representante de la Unión Monárquica Italiana.

No todos estuvieron de luto en Tirana. "El único mérito de Leka es que pasando 9 de sus 72 años fuera de Albania haya aprendido el albanés. No ha hecho nada por el país", dijo Bardhyl Hoxha, un pensionista.



También algunos historiadores albaneses critican al rey Zog porque no opuso resistencia y abandonó el país ante la ocupación fascista italiana el 7 abril del 1939, con su hijo Leka, que apenas tenía dos días de vida.

Los comunistas que llegaron al poder tras la Segunda Guerra Mundial proclamaron al rey Zogu "traidor" y le prohibieron el retorno a la patria.

La familia real albanesa ha tenido que vivir en exilio en varios países como Grecia, Egipto, Francia, Gran Bretaña, España y Sudáfrica.

Tras la muerte del rey Zog en 1961 en París, Leka decidió heredar el título del rey y un año después trasladó su residencia a Madrid donde vivió junto a su madre.

Allí conoció a su esposa, Susan, con la que contrajo matrimonio en 1975 en Toledo.

Cuatro años más tarde fue expulsado de España por posesión ilegal de armas y la familia real se dirigió a Sudáfrica.

Tras la caída del comunismo en Albania en 1990, fue expulsado dos veces del país balcánico, en 1993 y 1997, cuando vestido con uniforme de combate y armado, encabezó una protesta violenta contra los resultados "falsificados" del referéndum en que los albaneses votaron a favor de la república.

En el año 2002, Leka fue indultado y desde entonces vivía con su familia en Tirana, tras un total de 63 años en el exilio. EFE







Seguir al autor en Twitter:

Las últimas noticias de Coronas Reales