29 de diciembre de 2011

2011: "Año muy duro" para la familia real sueca


En una serie de entrevistas realizadas por la televisora SVT la familia del rey Carlos XVI Gustavo habló de las repercusiones que tuvieron en la familia las revelaciones de un libro sobre las aventuras extramatrimoniales del rey. VIDEO





2011 fue un año duro para la monarquía, dijo la familia real en un documental exhibido el jueves por la televisión nacional. La prensa sueca asegura que la reina Silvia estuvo al borde de un ataque de nervios: tras la publicación de un libro que acusa a su esposo, el rey Carlos XVI Gustavo, de frecuentar los clubes nocturnos.

En una serie de entrevistas realizadas por la televisora SVT, la familia real dijo que el libro El monarca renuente provocó un asedio periodístico sin precedentes que perjudicó a toda la familia, pero al mismo tiempo los unió como nunca.

"Es increíblemente doloroso", dijo la reina Silvia al describir el efecto de los titulares de prensa según los cuales estaba deprimida y al borde de un ataque. "Claro que estoy decepcionada y triste, pero creo que también me fortaleció".

La princesa heredera Victoria, la mayor de los tres hijos de la pareja real y esposa del príncipe Daniel, dijo que "ha sido un año muy duro. Duele mucho cuando escriben sobre los padres de uno de esta manera brutal".

La princesa de 34 años, que espera su primer hijo para marzo, también expresó preocupación por la manera como el clima mediático podría afectar a su nueva familia. "Me preocupa esta falta de comprensión de la intimidad personal", dijo.





El libro, que apareció a fines del año pasado, dice que el rey tuvo amoríos a fines de los 90 y que solía frecuentar con sus amigos los clubes nocturnos privados de Estocolmo donde los atendían mujeres ligeras de ropas.

El libro, defectuoso en materia de fuentes y considerado por los críticos como apenas una revista del corazón, también dice que el rey frecuentaba clubes de estriptís en viajes al exterior. El rey Carlos Gustavo, por su parte, negó su concurrencia a esa clase de establecimientos.

Pero el escándalo se intensificó cuando uno de sus amigos más íntimos, Anders Lettstrom, confesó que antes de la publicación de El monarca renuente trató de averiguar qué diría sobre la familia real, y que para ello usó contactos en el hampa para hablar con algunos de los delincuentes citados por el libro.

Tras la confesión de Lettstrom, varios periódicos suecos pusieron en tela de juicio el valor de la monarquía y algunos reclamaron la abdicación del rey.

Carlos Gustavo dijo en el documental que fue difícil enfrentar la atención generada por el libro y que "hay que hacerse fuerte y reunir todo el valor que uno posee" para manejar la situación. AFP





Seguir al autor en Twitter:

Las últimas noticias de Coronas Reales