20 de enero de 2012

Hasta la naturaleza "hizo duelo" por la muerte del dictador de Corea del Norte


Las intensas nevadas, las heladas lluvias y el frío insoportable fueron demostraciones de la "tristeza" de la naturaleza, según la propaganda comunista. Hasta las aves se pusieron de luto por la muerte del dictador.





La Madre Naturaleza hizo duelo por la muerte del dictador comunista norcoreano Kim Jong-il, fallecido el 18 de diciembre.

O al menos eso asegura la agencia oficial de noticias de Corea del Norte, según la cual diferentes fenómenos fueron la demostración fehaciente de que hasta la Naturaleza se puso de luto por la muerte de Kim.

Tras el anuncio oficial, la televisión norcoreana anunció con bombos y platillos que las placas de hielo del lago Chon se resquebrajaron con un sonido especial, "como nunca en la historia". 

El lago está en el Paektu, la montaña donde oficialmente nació Kim Jong Il, aunque en realidad nació en Siberia, donde su familia se escondía durante la invasión japonesa.

Cuando la nieve dejó de caer y apareció el sol, la Agencia Central de Noticias de Corea explicó que la claridad iluminó mágicamente una inscripción en la roca: "Paektu, montaña sagrada de la revolución. Kim Jong Il".

Diferentes "fenómenos sobrenaturales" se habrían producido en la embajada de Pyongyang en Alemania, según la agencia.

El relato indica que un "paro" -un pájaro cantor- permaneció una hora en la entrada de la legación diplomática dando golpecitos con el pico en la ventana, y que una planta floreció durante el período de duelo pese a las bajas temperaturas invernales.

"Parece que al oír la triste noticia del fin de nuestro gran hombre, el pájaro voló a ese lugar de duelo para expresar su pésame, y se marchó tras una velada fúnebre", declaró la agencia oficial. En cuanto a la planta, "floreció pese al frío, para participar en el duelo".

Con las mejillas arrasadas en lágrimas, un oficial del Ejército declaró a la televisión oficial durante los faraónicos funerales: "La nieve, como las lágrimas, cae sin fin. ¿Cómo no iba a llorar el firmamento cuando hemos perdido a nuestro general que es un gran hombre del cielo? Mientras la muerte nos separe de nuestro general, el pueblo, las montañas y el cielo derramaremos lágrimas de sangre. ¡Querido Comandante Supremo!".

El régimen norcoreano suele hablar de "hechos sobrenaturales" para saludar el nacimiento o la muerte de un líder. Según la leyenda oficial, Kim Jong-il vio la luz en el monte Paektu, precisamente el mítico lugar donde se sitúa el milenario surgimiento del reino de Corea, y su nacimiento fue anunciado por una golondrina, mientras en los cielos aparecía una nueva estrella, y un doble arcoíris se abría frente a los sabios ojos del niño.

¿Y cómo era Kim Jong-il, según las biografías oficiales de lectura obligatoria en escuelas y universidades? Desde muy niño estuvo dotado de "una inteligencia asombrosa, un agudo poder de observación, una gran capacidad de análisis y una perspicacia extraordinaria, valiente y ambicioso, tenía un pensamiento creativo y miraba cada problema con un ojo innovador. Tenía un carácter fuerte y audaz, que le permitía completar cualquier tarea por difícil que fuera. Poseía un amor cálido y humano y una mente abierta, siempre era generoso, poco ceremonioso y afectuoso con la gente". Nada dicen de su pasión desmedida por las actrices, todo un harén de ellas, su desmesurado gusto por las bebidas alcohólicas, ni por las películas de Hollywood, de las que conservaba miles en su cinemateca privada.






Seguir al autor en Twitter:

Las últimas noticias de Coronas Reales