12 de abril de 2012

Una amiga del rey de España hizo negocios en "nombre de Su Majestad" con un empresario

ESPAÑA | La princesa Corinne de Sayn-Wittgenstein, el supuesto "amor" del rey español, negoció como "representante de Su Majestad el Rey Juan Carlos de España" con el príncipe Al Walid de Arabia Saudita.


 Comparte este artículo 




 Noticias relacionadas 
» El rey Juan Carlos se reunió con sus hijos para hablarles de su amante alemana, Corinne
» Más detalles sobre el affaire que apasiona a europa: el rey Juan Carlos y Lady Di
La princesa alemana Corinne zu Sayn-Wittgenstein, a quien se la ha relacionado íntimamente con el rey Juan Carlos de España, negoció al menos en una ocasión en nombre del monarca ante el multimillonario príncipe saudita Alwaleed bin Talal, según informa hoy el diario digital español El Confidencial.

Según el informe, el empresario, sobrino del rey saudita, recibió en 2007 a la princesa Corinne en su residencia de Riad, en calidad de "representante de Su Majestad el Rey Juan Carlos de España". Así lo reconoció la "Kingdom Holding Company", empresa liderada por el príncipe saudita.

Corinne Larsen, de 46 años, dos veces divorciada y madre de dos hijos, se quedó con el título de Princesa tras la separación de su segundo esposo, el príncipe Casimir zu Sayn-Wittgenstein Berleburg, en 2005. Empresaria, impulsora de campañas solidarias, entregada a una intensa vida de sociedad, Corinne al parecer comparte largas temporadas y pasatiempos con el rey don Juan Carlos en España.

Según concluye El Confidencial, un portavoz oficial de la Casa Real informó que la Casa del Rey "no tiene constancia de que Corinne zu Sayn-Wittgenstein haya representado a Su Majestad en ninguna ocasión". El mismo portavoz añadió que al jefe del Estado "solo le representan los altos cargos autorizados de la Administración española".